Nave Boetticher abrirá pronto como centro de innovación tecnológica y social

El Ayuntamiento de Madrid prevé la puesta en marcha en un muy corto plazo de tiempo de la Nave Boetticher, la antigua planta industrial de casi 6.000 metros cuadrados ubicada en el distrito de Villaverde que, tras el cambio de Gobierno municipal, se destinará a proyectos de innovación tanto tecnológica como social.

"A ver si llegamos a tiempo para que la gala la hagáis en la nave Boetticher", ha dicho el coordinador general del Ayuntamiento de Madrid, Luis Cueto, a los organizadores del Digital Enterprise Show, la nueva feria tecnológica internacional que se celebrará en Madrid entre el 24 y el 26 de mayo de 2016.

Al finalizar la presentación a la prensa del encuentro, cuando los periodistas han preguntado si la nave va a estar lista dentro de poco, Cueto ha respondido: "Sí, los temas que tenemos que ultimar son de evacuación, seguridad...".

Además, ha dicho que espera que ese espacio del distrito de Villaverde albergue las cuestiones relacionadas con innovación tecnológica pero también social: "Ese espacio que lleva inaugurado cuatro veces para nada y que nunca funciona, pues ya queremos que empiece".

Cueto ha explicado que la normativa aprobada para la Nave Boetticher exige que su uso se vincule a temas de Startups, de innovación, de emprendedores y tecnología, por lo que ha descartado que ese espacio se vaya a convertir en "un Matadero más", ha dicho en referencia a las naves restauradas junto al río Manzanares, en este caso dedicadas a un uso fundamentalmente cultural.

El grupo municipal de Ahora Madrid expresó en el pleno del 30 de septiembre su deseo de que la Nave Boetticher diese empleo a los parados del distrito de Villaverde, donde se ubica este proyecto, en lugar de limitarse a crear un centro de "vanguardia e innovación", según dijo el concejal Guillermo Zapata, que defendió la puesta en marcha de un proceso de participación entre los vecinos para determinar las actividades que se realizarán en este espacio, que lleva más de una década sin uso.

"Desde luego que el barrio quiere que ese centro también sea un referente suyo. Y el concejal de la junta de distrito, Guillermo -Zapata-, pues también tiene la vocación de que ahí se haga innovación social, y entender la innovación en un sentido amplio", ha comentado Luis Cueto cuando los periodistas le han preguntado por el cambio de uso para ese espacio.

La Nave Boetticher fue diseñada en los años 40 por el ingeniero Eduardo Torroja y propiedad de la empresa Boetticher y Navarro, que fabricó en ella ascensores hasta 1992.

La nave, que por su forma de basílica de tres cuerpos se llamó en tiempos "catedral Torroja", está prácticamente lista para su uso, después de varios proyectos impulsados por el Ayuntamiento de Madrid en los últimos doce años.