Los colegios de Villaverde están preparados para la vuelta a la presencialidad


Colegio Liceo Rosales en Villaverde Bajo

Son muchas las dudas que tiene la sociedad actualmente acerca del inicio de las clases, las formas en las que se han preparado los colegios con el nuevo protocolo y la seguridad de sus hijos/as. En el colegio concertado Liceo Rosales nos atiende la directora del centro Betty Díaz y nos cuenta sus primeras impresiones y la organización que van a llevar a cabo con el inicio del curso escolar.
Se aproxima el momento en el que los colegios abran sus puertas y consigo la entrada de miles de estudiantes quienes llevan más de seis meses sin ir al colegio, muchos niños y niñas tienen ganas e ilusión por volver a la rutina escolar, mientras que otros prefieren seguir disfrutando de un verano y de unas vacaciones que en breves llegan a su fin. Atrás quedan las clases online, la entrega de deberes vía email y los exámenes realizados de forma telemática.
En el colegio Liceo Rosales siguiendo las normativas van a hacer turnos de entrada y de salida - evitando de esta manera las aglomeraciones de los alumnos – además de turnos para salir al recreo y los pertinentes para ir al servicio. Se muestran expectantes con la vuelta a las aulas, pero también preocupados ya que hay situaciones donde encontramos casos positivos sin haber empezado si quiera las clases, las cifras no son buenas, pero hasta que no empiece la rutina escolar no pueden calificar la situación. ``Vamos a hacer dos grupos de convivencia (los denominados grupos burbujas) para poder acoplar a todos los alumnos sin superar la capacidad máxima de 20 personas por clase´´ afirma la directora del colegio. En el centro van a
optimizar el uso de riñoneras que incluye un paquete de clínex, gel hidroalcohólico y un recambio de mascarilla, siendo la norma el uso reiterado del gel al subir a clase, aunque hayas salido del servicio y allí te hayas lavado las manos y antes de comer, además del uso obligatorio de la mascarilla. No temen por el cumplimiento de las normas en los más pequeños ya que ``los niños han vivido este tiempo de cuarentena, una situación que supera la ficción, donde no han podido ver a sus amigos o familiares, cabe destacar el esfuerzo de las familias incidiendo más con los niños en ciertos hábitos que antes no atendían con tanta importancia como puede ser el lavado de manos, ahora los niños saben qué es la Covid´´ alegaba Betty. Los padres al igual que la sociedad tienen incertidumbre sobre el regreso a las aulas, pero sino todos, la gran mayoría se muestran conformes con la vuelta al colegio, siendo conscientes de que, a partir de primaria, el colegio es obligatorio.

``Si una familia no quiere llevar a su hijo al colegio por miedo al contagio, nuestra obligación es intentar convencerles, no podemos obligarles, si aun así continúan empeñados en no llevar a sus hijos, lo que debemos hacer es pasar el caso a inspección y ya ellos tomarán las medidas oportunas´´ respondía la directora ante la posibilidad de que los padres no lleven a sus hijos al colegio.

Ante el abandono de la administración, los únicos medios que ha proporcionado la administración ha sido una garrafa de gel hidroalcohólico y un paquete de 50 mascarillas, nada más, muy pocos recursos con los que prometieron que iban a dotar a los centros educativos. ``Nosotros estamos haciendo todo lo humanamente posible y más, hemos solicitado dos nuevos profesores por los dos nuevos grupos y todavía no hemos recibido respuesta si nos otorgan el profesorado que hemos solicitado…´´.

Por último, no descartan la vuelta a las clases telemáticas, no podemos descartar ningún escenario posible ya que habrá que ver la evolución, si la sociedad cumple con lo que nos informan los expertos sanitarios para volver a la normalidad.
 Colaborador: Carlos Serrano Tavira