Villaverde, más cerca de la élite del balonmano

En el año 2012, el deporte español vibró con buena parte de sus representantes femeninas en los Juegos Olímpicos de Londres. La mayoría de los metales cosechados en la capital británica tuvieron sello de mujer, como el bronce obtenido por las 'guerreras', apelativo con el que se conoce a las integrantes de la selección femenina de balonmano.

Cuatro años después, se antoja difícil saber si los Juegos de Rio tendrán el mismo protagonismo femenino para España, pero lo cierto es que Madrid ya puede presumir de haber encontrado a sus particulares 'guerreras'. Por primera vez en su historia, el Base Villaverde jugará una fase de ascenso a la máxima categoría femenina del panorama nacional, la División de Honor, después de un año realmente bueno.

SIN ERRORES

La primera posibilidad de certificar su pase a la promoción llegaba el pasado fin de semana con motivo de la celebración de la vigésima jornada. En ella, el Base Villaverde jugaba como local ante otro equipo de la Comunidad de Madrid, el Jesmon BM Leganés, y las chicas que dirige Jorge Ruiz-Hidalgo no fallaron a los aficionados que se dieron cita en las gradas del pabellón Félix Rubio. Gracias a un triunfo por 26-17, las madrileñas alcazaban la barrera de los 33 puntos, cuatro más que el tercer clasificado, el Getasur, con el que tiene ganado el enfrentamiento directo, toda vez que la derrota por 21-20 de la primera vuelta fue contestada con una imponente victoria por 28-14.
De este modo, el Base Villaverde rompe la particular maldición que le perseguía en los años precedentes. Después de lograr su regreso a la segunda categoría nacional en la campaña 2012-2013, el conjunto de la capital firmaba sendos terceros puestos en las dos temporadas siguientes, quedándose a las puertas de la ansiada fase de ascenso a la División de Honor. A la tercera ha ido la vencida y ahora las chicas de Jorge Ruiz-Hidalgo podrán disputar una promoción que tiene un premio de lo más apetecible: ser el representante de la Comunidad en la élite nacional, junto al Helvetia Balonmano Alcobendas.

Pero hasta que llegue esa fase de ascenso, el Base aún deberá jugar dos encuentros más de la liga regular, con la necesidad de asegurar la primera plaza para tener un sorteo más favorable.