ERE temporal de 30 días en la fábrica de PSA de Villaverde

Las 85.000 unidades del C4 Cactus para 2015 mejoran las previsiones iniciales pero están lejos de las 130.000 de su capacidad en dos turnos.
Dirección y sindicatos de la fábrica que PSA Peugeot Citroën tiene en Villaverde (Madrid) firmaron ayer un Expediente de Regulación de Empleo Temporal (ERTE) con una duración de 30 días. La mitad de ellos se podrán aplicar en lo que queda de año, ya que el ERTE entrará en vigor el próximo 15 de septiembre. La otra mitad se podrá realizar durante todo el ejercicio 2016.

El expediente afectará al 80% del personal de la cadena de producción, con la excepción de los parcialmente jubilados, y al 40% de los directivos. En el acuerdo, los sindicatos han logrado que la empresa suba un 10% hasta el 80% del total del salario la cobertura mientras dure el ERTE.

En la actualidad, en la fábrica de Villaverde se ensambla sólo un modelo en exclusiva mundial, ya que se ha dejado de fabricar el Peugeot 207 CC. Es el Citroën C4 Cactus del que la marca gala espera vender este año 85.000 unidades, 60.000 más de las previstas inicialmente. La aceptación de este modelo en el mercado es clave al ser el único que se realiza en la fábrica. En Citroën están satisfechos con la acogida del público pero la previsión de ventas para 2015 estaría lejos de las 130.000 unidades que puede producir la factoría madrileña trabajando en dos turnos.La planta que está bajo la dirección de PSAVigo en lo que el grupo llama "polo de competividad de la Penínula Ibérica".

Los sindicatos han pedido a la dirección un informe del plan industrial del grupo para alejar la inquietud que provoca en los trabajadores fabricar un sólo modelo al no llegar a cubrir la capacidad máxima de la fábrica. Ensamblar un sólo modelo compromete la viabilidad de la planta si éste no tiene aceptación entre los clientes. Por ejemplo, Volkswagen Navarra sólo fabrica el Polo y su viabilidad está asegurada ya que en 2014 produjo más de 305.000 unidades.

De ahí que PSA Peugeot Citroën pretenda adaptar la plantilla de Villaverde a la demanda. Por ello, en febrero de este año también propuso un ERE extintivo voluntario para 350 trabajadores al que se podrán acoger hasta que termine 2016, "siempre y cuando sea voluntario" inciden desde PSA. Esta cantidad supondría una reducción del 17% del personal de la planta madrileña.

El grupo galo además pretende reducir los costes de producción del Citroën C4 Cactus en hasta 200 euros por coche, de los que ya se habría reducido una parte.