ESPECIAL VERANO: Consejos de verano para ahorrar en el recibo de la luz

Los consejos para ahorrar en el gasto energético nunca están de más. Muchas veces son cuestiones de atención y sentido común. La Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU) apunta algunos para ahorrar en el recibo de la luz en verano. Por ejemplo, un buen uso de puertas y ventanas en verano, así como la búsqueda de aparatos de aire acondicionado con certificado de eficiencia energética A. Estas prácticas podrán ayudar a "evitar un susto en nuestra factura", más aun cuando en agosto se producirá una nueva subida del 3,2% de la Tarifa de Último Recurso (TUR), la más utilizada por los usuarios de electricidad.

Este incremento, sumado al del 1,2% aplicado en julio, deja el incremento de cara al verano en el 4,2%, en una temporada en la que los aires acondicionados provocan los mayores picos de consumo. El primero de los consejo de CECU consiste en mantener puertas y ventanas cerradas durante las horas de más calor y abrirlas al anochecer, así como utilizar persianas y toldos para aislarlas. Además, aconseja utilizar cuando sea posible ventiladores, que consumen menos energía, y reducir la utilización de otros aparatos, como planchas, ordenadores y hornos, no solo por la electricidad que demandan, sino porque elevan la temperatura en casa.


Para los momentos de máximo calor en los que se recurre al aire acondicionado, CECU recomienda ahorrar energía manteniendo todas las puertas y ventanas cerradas. También es partidaria de que la temperatura del aparato sea de 25 grados, con lo que se evitan, además, problemas de salud como resfriados. Aparte de recomendar un aparato de aire acondicionado con una buena nota de eficiencia, la confederación también pide que se tengan en cuenta las necesidades del hogar y se consulte con un experto la mejor ubicación y las características del aparato que mejor se adapte a ellas.CECU también constata que en los últimos años están proliferando algunas prácticas 'derrochadoras' del aire acondicionado, como los comercios que mantienen sus puertas abiertas con la refrigeración conectada o las bajas temperaturas en cines, autobuses o supermercados. La asociación reclama que se corrijan ese tipo de situaciones.