Especial Receta Día de Reyes

Roscón de reyes

Ingredientes:

MASA DE ARRANQUE:
50 gr. de harina de fuerza
10 gramos de  levadura seca de panadería (
100 ml. de leche tibia o a temperatura ambiente

MASA:
(Todos los ingredientes a temperatura ambiente)

500 gr. de harina de fuerza (más o menos)
100 ml. de leche
2 cucharadas de agua de azahar
1 cucharada de vainilla líquida o de Ron añejo
125 gr. de mantequilla pomada y 25 gr. de manteca
3 huevos (L)
180 gr. de azúcar glas
1 cucharada grande de miel
la piel de un limón y una naranja
Una cucharadita rasa de sal

ADORNOS:

Azúcar remojado con una gotas de agua
Frutas escarchadas
1 huevo para pintar

Cómo preparar el roscón:


MASA DE ARRANQUE:En un bol pequeño mezclamos la harina y la levadura vamos añadiendo la leche tibia y mezclamos bien. Tapamos con papel film y dejamos reposar hasta que doble el volumen. Esta masa de arranque puede reposar cuanto tiempo se quiera, incluso toda la noche pero si hay prisa cuando veamos que ha burbujeado  ya estará lista (una media hora o hora será suficiente).

La elaboración  en thermomix la podeis encontrar aquí. Yo para ésta receta me gusta más utilizar una amasadora (tipo kitchen aid o panificadora) ya que le voy añadiendo la harina según observo que la necesita.
Para quien lo quiera hacer amasando a mano puede mirar al final del post que he dejado indicaciones.
Poner todos los ingredientes dejando para el final el azúcar, la harina tamizada y la masa madre. Empezar el proceso de amasado.

Hay que ir mirando por si hiciera falta ir añadiendo mas harina, la masa tiene que quedar blanda y húmeda. Siempre es mejor que nos quede un pelín pegajosa aunque nos cueste más de manejar, pero sin que se nos quede pegada a las manos.

Si tenemos que añadir mas harina hacerlo poco a poco, una cucharada cada vez.


Primer levado de la masa: En este momento dejar la masa en un bol tapado y dejar levar hasta que doble el volumen.

Cuando ya ha levado, amasar bien para desgasificar y bolearla.
En este punto, si la masa está bien hecha será una masa blanda pero no pegajosa, si estuviera pegajosa ayudarse en el amasado con harina pero muy poca la imprescindible para que no se pegue a la mesa o a las manos.

Hacer una bola remetiendo la masa hacia el centro y así ya le vamos diciendo a la masa que queremos que siempre suba para arriba. Poner la bola de masa de nuevo en el  bol grande tapar con plástico y dejar levar a temperatura ambiente.

Segundo levado: Dejar levar la masa hasta que doble el volumen.

Recordar, que los tiempos son tiempos mínimos no pasa nada si está mas tiempo.
Una vez terminado el segundo levado, preparar la bandeja del horno con papel de horno o un silpat.
Sacar la masa del bol, amasarla un poco y volver a formar una bola remetiendo para arriba.
En éste paso teneis que cortar la masa en dos con un cuchillo bien afilado, nunca tirar de la masa para separarla.
Poner la bola en la bandeja del horno y dejar reposar 10 minutos para que la masa se relaje.
Con la bola de masa ya relajada en la bandeja del horno metemos las manos en el centro de la bola y vamos estirando desde el centro hacia los lados para formar el roscón del tamaño de la bandeja del horno.Si la masa tiende a “cerrarse” hacía el centro o a encogerse, es que no está bien relajada, dejarla reposar otros diez minutos y se manejará mejor.
Una vez le hemos dado forma, tenemos que ir “diciendo a la masa que queremos que suba hacia arriba y no se extienda hacia los lados así que iremos remetiendo la masa desde el centro y desde el exterior hacia dentro del roscón.
Con la mano izquierda en el hueco del roscón y la derecha en la parte de fuera, vamos remetiendo hacía dentro y dando forma a la vez.
Es un poco difícil de explicar...
Una vez formado el roscón, pintamos con huevo batido y tapamos con un film o plástico engrasado para que leve por tercera vez.

Tercer levado: Una vez terminado el tercer levado, volver a pintar con huevo batido.

Precalentar el horno a 200º (arriba y abajo y aire) y poner en la base del horno un recipiente pequeño apto para horno lleno de agua.
Adornar al gusto con frutas, almendras y azúcar remojado con unas gotas de agua. Poner en el horno, en la segunda ranura empezando por abajo, e inmediatamente bajar la temperatura a 180º con aire. En 20 minutos estará hecho.
Vigilad porque los hornos son diferentes y si veis que se tuesta demasiado tapar con papel de aluminio o bajad un poco la temperatura. Para que se mantenga tierno mejor que quede menos tostado.