Cambios a la vista: Novedades en las multas por no llevar mascarilla en la calle

Este mismo martes, el Gobierno aprobaba el decreto con las medidas que regirán España una vez se acabe con todas las fases de la desescalada, es decir, cuando se alcance la denominada ‘nueva normalidad’; unas medidas que van encaminadas a prevenir y contener nuevos brotes de coronavirus una vez se abandone el estado de alarma.
Entre estas medidas se incluye una muy polémica, la del uso obligatorio de mascarilla para los mayores de 6 años en lugares públicos donde no se pueda mantener la distancia de 1,5-2 metros, conllevando su incumplimiento multas de hasta 100 euros. 

El Ejecutivo de Pedro Sánchez ha pasado de 'recomendar' el uso de mascarillas en lugares públicos y transportes, a convertirlo en obligatorio en plena pandemia; una obligación que por lo que vemos continuará vigente una vez termine el estado de alarma, que está previsto que sea el próximo 21 de junio.

Pedro Sánchez dejará libertad a las comunidades autónomas para aplicar sanciones

Esta medida estaría enfocada sobre todo a lugares públicos cerrados y a transporte colectivo, pero además, el Gobierno va a dejar libertad a las comunidades autónomas para que decidan sancionar o no a quienes no usen mascarilla en la vía pública y zonas al aire libre. Esta normativa más restrictiva, se aplicaría sobre todo pensando en aglomeraciones al aire libre como puedan ser mercadillos, donde no se pueda garantizar la distancia mínima de seguridad de 2 metros, pero estarían exentas de ello las personas que realizan actividades deportivas o consumen en hostelería.

Esto va a provocar que cada autonomía tenga su propia legislación respecto de las mascarillas, pudiendo tener hasta 17 normativas diferentes. No obstante, el Gobierno, consciente de que se acerca el periodo vacacional y que va a haber una gran movilidad dentro del territorio español, ha recordado que la mejor medida profiláctica para evitar nuevos contagios es la de mantener la distancia de 2 metros.

Fuente: España Diario