PSA pone en marcha hasta 100 medidas sanitarias en su factoría de Madrid para reanudar la actividad

La factoría que el grupo PSA tiene en el barrio madrileño de Villaverde ha implantado un protocolo de hasta 100 medidas sanitarias reforzadas con el objetivo de reanudar la producción. | PSA acuerda con los sindicatos un Erte para los 1.272 trabajadores de su planta de Madrid


Hasta la fecha, el calendario para retomar la actividad industrial no está definido y tendrá en cuenta la capacidad operativa permitida por las Autoridades Públicas para ejercer actividades comerciales e industriales, según ha explicado la dirección.

Este protocolo, que ha sido elaborado con los servicios médicos de la empresa y que ha contado con la participación de los sindicatos, se ha desplegado en su integridad y ha sido objeto de una auditoría para comprobar su perfecta implantación.

La dirección de la planta, el servicio médico y la representación mayoritaria de los trabajadores han considerado, en el marco del Comité de Seguridad y Salud, que las condiciones sanitarias aseguran un nivel de protección elevado.

Estas medidas cubren el conjunto de actividades de la empresa, tanto en el campo industrial como en el administrativo, la I+D o el comercial, ha detallado PSA.

Por ejemplo, este protocolo desarrollado para los centros industriales prevé el control de la temperatura corporal en los accesos al centro, complementando la auto vigilancia realizada por los propios trabajadores, la dotación diaria de mascarillas a cada empleado y utilización de gafas o pantallas faciales, el respeto de la distancia entre las personas en las zonas comunes, señalización específica sobre buenas prácticas a lo largo de todo el centro productivo, el mantenimiento de las puertas abiertas (salvo puertas cortafuegos) para evitar el contacto con los pomos de apertura, la limpieza frecuente de los útiles de trabajo y de las superficies, el establecimiento de tiempos de espera para la recepción de piezas no preparadas en entorno PSA (entrega en mano) y el ajuste de horarios para evitar aglomeraciones de personas.

Fuente: Eleconomista.es