Villaverde Alto enterró a la Sardina

El Pasado miércoles 10 de febrero, las gentes de Villaverde Alto “enterraron a su sardina”. Este acto, en los últimos años, viene realizándolo la Asociación Vecinal La Incolora aunque en este 2016, ¡por fin!, el actual gobierno de la Junta Municipal ha contribuido económicamente en los gastos que esta tradicional fiesta de fin de Carnaval ocasiona.

El cortejo “fúnebre” salió del local de La Incolora y en él participaron, de riguroso luto –tal y como lo requería la ocasión-, tanto “viudos y viudas” de la asociación como otros vecinos que quisieron unirse a la comitiva. La sardina recorrió algunas calles de Villaverde Alto al bullicioso ritmo que la alegre charanga “Tarambana” tocaba, seguida por los que inicialmente formaban el cortejo y por multitud de villaverdinos que, al pasar, se iban uniendo a él. Al llegar al Pº de Alberto Palacios, a la altura del mercado de Villaverde, aproximadamente, uno de los tres ficticios representantes eclesiásticos que acompañaban a la sardina, se dirigió al público asistente para explicar y dar el particular réquiem que esta fiesta requiere: “quemar todo lo malo que ha ocurrido en el pasado año a los villaverdinos, deseando que este recién estrenado 2016 venga lleno de justicia y solidaridad y, ¡por supuesto!, aseguró excomulgar a todos aquellos que pongan trabas a este fin”. A continuación la sardina y su comitiva se encaminaron al parque de la Huerta del Obispo, donde se procedió a su incineración. Como fin de acto se lanzaron, como siempre, unos vistosos fuegos artificiales para alegría y regocijo de los allí presentes.

Cabe reseñar que este año, por primera vez, han participado algunas AMPAS de diferentes colegios de Villaverde Alto, “tristes” y de luto para quemar, junto a la sardina de La Incolora, la pequeña sardina, con féretro incluido, que los niños y niñas del AMPA del colegio Comunidad Infantil de Villaverde habían confeccionado. A la asociación vecinal La Incolora le llena de orgullo esta iniciativa al saber que siempre habrá alguien que podrá seguir con esta tradición tan de nuestro barrio. Gracias villaverdinos en general y AMPAS, en particular, por vuestra implicación y colaboración.