La cabalgata de Villaverde, con apoyo municipal por primera vez en un lustro

Por quinto año consecutivo, la cabalgata popular de San Cristóbal, Villaverde y Butarque volverá a salir a la calle y tendrá como novedad que después de cuatro años sin contar con apoyo municipal, este año el desfile sí dispone de ayuda del Ayuntamiento de Madrid fruto de un convenio firmado con la Junta de distrito.

De esta forma, la financiación principal correrá a cargo del Ayuntamiento, gobernado por Manuela Carmena (Ahora Madrid), y los vecinos han logrado crear un desfile organizado y gestionado por ellos, sin la existencia de una empresa privada intermediaria, "con lo que se ha eliminado el ánimo de lucro en la actividad, lo que revierte en su calidad y menor precio", destaca la Asociación de Vecinos Independiente de Butarque (AVIB) enviado hoy a Efe.

El inicio de la cabalgata, que modificará de manera importante su recorrido, está previsto a las seis de la tarde, y este año, como novedad, comenzará en el barrio de San Cristóbal, que se incorpora este año al trayecto.
En concreto, saldrá de la calle Burjasort, pasando por Godella, Rocafort y la avenida de Andalucía, hasta el cruce de Villaverde.

A partir de ahí también se modifica el recorrido dado que, por las dimensiones de las carrozas de este año, las únicas calles que permiten el paso sin contratiempos son la carretera de Villaverde a Vallecas, Diamante, Pilar Lorengar, Campos Ibáñez, Concepción de la Oliva, avenida de los Rosales, Zafiro y Berrocal.

Tras recorrer toda la calle Berrocal, la cabalgata acabará su recorrido en las pistas de patinaje situadas junto a la plaza de los Metales.

Allí, los Reyes Magos podrán recibir de primera mano las cartas de los niños y niñas en un estrado que han montado para la ocasión los vecinos.
La comitiva real estará formada por nueve carrozas (las de las AMPA El Greco, Ausias March y Los Rosales, las de la Escuela de Fútbol Racing Villaverde y el Club Deportivo Santiago Apóstol, Chichopark y las de la asociaciones de vecinos La Unidad de San Cristóbal, La Unidad de Villaverde Este y la de AVIB) y diversos pasacalles que lanzarán más de 4.000 kilos de caramelos.

La mayoría de las carrozas serán de grandes dimensiones (9 metros por 3,25 de ancho), muy similares a las que participan en el centro de la capital.
Un grupo de niños de Villaverde de entre 4 y 10 años han protagonizado un vídeo promocional de la cabalgata en el que una menor que interpreta el papel de la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, pregunta a los Reyes Magos cómo preparar este evento en la capital.

En el vídeo, la pequeña que hace de Carmena reconoce que no sabe cómo organizar una cabalgata ya que es la primera Navidad que celebra la capital tras su elección como alcaldesa, por lo que decide hacer una ronda de llamadas a destacados dirigente políticos.

Pide consejo al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, así como a los líderes de Podemos (Pablo Iglesias), Ciudadanos (Albert Rivera) e IU (Alberto Garzón), todos ellos menores caracterizados en su papel de políticos.

Así mismo, telefonea desde su despacho de Cibeles a la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, y a la de la Comunidad, Cristina Cifuentes, que tampoco pueden ayudarle.

"Ni idea, Manuelita, mis compis del PP se lo encargaban a una empresa privada y punto", dice la menor que interpreta a la dirigente regional en el vídeo, de 3,50 minutos de duración y con un alto contenido de crítica social.
"Harta", la doble de Carmena acaba llamando a los Reyes Magos, que le comentan que en el madrileño distrito de Villaverde hay un barrio (Butarque) que ha organizado su propia cabalgata durante cuatro años financiada por los vecinos y los comerciantes de la zona.

La "alcaldesa" envía al edil de Ahora Madrid Guillermo Zapata, concejal de los distritos de Fuencarral-El Pardo y Villaverde, a la sede de la Asociación de Vecinos Independiente de Butarque para tomar nota de los preparativos de la cabalgata.