Localizan en Villaverde, y en buen estado, a los tres menores de La Carolina y detienen a su madre y a su tía

La Guardia Civil ha localizado en un piso de del de Villaverde sanos y salvos a los tres hermanos de 3, 5 y 7 años desaparecidos el pasado martes en Jaén y ha detenido a la madre y a la tía de los pequeños.

Por su desaparición fue detenido su padre, Manuel M.M., de 47 años, para quien el titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de La Carolina (Jaén) ha decretado el ingreso en prisión provisional.

Los agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil ya habían centrado las pesquisas en la madre y en los domicilios que frecuentaba en Madrid, donde vivía, y pidieron la colaboración de la Unidad Central Operativa (UCO) del instituto armado, que contribuyó al control de varias viviendas.

Mientras tanto, los agentes localizaron a la tía de los niños, a la que sometieron a un discreto seguimiento.

En el portal de uno de los domicilios controlados, en concreto en Villaverde, la Guardia Civil ha detectado a primeras horas de la tarde del viernes la presencia de la madre y de los niños.

La tía, según las fuentes, no estaba con ellos en ese momento, pero, al parecer, alertó a la Policía Municipal, quizá al sentirse vigilada, para entregar a los niños, que para entonces ya habían sido localizados por la Guardia Civil.

En una rueda de prensa en Sevilla, el general de la IV Zona de la Guardia Civil, Laurentino Ceña, ha detallado que la mujer explicó a los agentes que les había llamado "para no comerse sola el marrón".

La Guardia Civil no da aún por cerrada la operación, que ha bautizado como Parque Tres, porque aún tiene que determinar quién trasladó los niños desde La Carolina a Madrid

El general de la Guardia Civil ha afirmado que desde un principio pensaron que se trataba de un hecho organizado por la familia, que ha calificado como "compleja" y con varios antecedentes policiales y por lo que establecieron un dispositivo de vigilancia de sus familiares en Jaén, Murcia y Madrid y pincharon sus teléfonos.
Los tres menores fueron sustraídos en el parque durante una visita que su padre les hizo y tras un "despiste" del psicólogo del centro de menores que le acompañaba, que fue al cuartel de la Guardia Civil junto al progenitor a poner la denuncia, según el general del instituto armado.

Los pequeños, sanos y salvos, y la madre y la tía, ambas detenidas, han sido trasladados en primera instancia a la Comisaría de la Policía Municipal en Villaverde y desde allí a la Comandancia de la Guardia Civil en Tres Cantos.
Allí, se tomará declaración a las dos detenidas, mientras que los niños han sido puestos a disposición del Equipo de Mujer y Menores (EMUME) de la Guardia Civil.

Por su parte, el padre, que fue detenido el mismo día de la desaparición, ha sido trasladado este viernes a los juzgados de La Carolina, de donde ha salido poco antes de las tres de la tarde tras prestar declaración.

El juez ha ordenado prisión comunicada y sin fianza para el hombre, al que el magistrado ha imputado la desaparición de sus tres hijos, que estaban tutelados por la Junta de Andalucía en un centro de menores y que, al parecer, iban a ser entregados pronto en acogida.

La Guardia Civil había rastreado la zona de Despeñaperros en Sierra Morena y amplió la búsqueda más allá de Andalucía, si bien todas sus sospechas se centraban en Madrid y en la madre.

Los hechos ocurrieron el pasado martes por la tarde cuando el padre, que se encontraba en un parque de La Carolina tras recoger a los niños en una visita concertada con el centro de menores, fue a comprar chucherías en una tienda cercana.

Después volvió asegurando que sus hijos habían desaparecido, por lo que presentó una denuncia ante la Policía Local, que puso los hechos en conocimiento de la Guardia Civil, que, ante las sospechas, detuvo al padre.

La búsqueda de los niños comenzó de forma inmediata y las fuerzas de seguridad barajan que el padre podría haber convenido la forma de que alguien se llevase a los niños ante la posibilidad de que en diez días fuesen entregados en acogida.
Este hombre había protagonizado una acampada ante la delegación de Asuntos Sociales de la Junta de Andalucía para pedir que le devolvieran a sus hijos.