PSA recortará un 17% su plantilla en la fábrica de Villaverde

La reciente adjudicación del Citroën C4 Cactus y su buena acogida comercial no han sido suficientes para mantener los más de 2.000 empleos que tiene la planta del grupo PSAPeugeot Citroën en Madrid. La compañía comunicó ayer que “la dirección de la planta de PSA Peugeot Citroën en Villaverde (Madrid) ha firmado con el 64% de la representación sindical en el centro un plan de bajas incentivadas de carácter voluntario para sus trabajadores”. El objetivo de este plan es alcanzar un máximo de 350 bajas indemnizadas en el período comprendido entre 2015 y 2016.

 La empresa apuntó que “será necesaria la suscripción voluntaria del empleado y la voluntariedad de la dirección para su aceptación”. El período de preinscripción de esta medida se iniciará el próximo 1 de marzo. La compañía explicó que este programa forma parte de “las medidas de flexibilidad que viene aplicando desde hace varios años y que han servido para reforzar la competitividad de la fábrica”.

En PSA Peugeot Citroën indicó que dichas medidas “han sido bien acogidas por la plantilla”, que, en su opinión y siempre según el comunicado, siempre ha sido consciente de la importancia de ser un centro competitivo para ser “una opción ganadora” de nuevos proyectos contemplados dentro del plan Back in the Race que está llevando a cabo el consorcio automovilístico galo.

 El objetivo de la medida, según adelantó La Tribuna de la Automoción la semana pasada, es “reducir los costes de producción” en línea con las afirmaciones de “aumentar la competitividad” de la propia empresa. Fuentes de la compañía consultadas por Cinco Días, aseguraron que las 350 bajas son “el máximo” que va a aceptar la dirección de la fábrica y que cada adscripción “se estudiará caso por caso”. La previsión de la compañía, según La Tribuna de la Automoción, es que se agote el máximo número de bajas previstas (350), “ya que hay una población de gente mayor en la factoría de Villaverde”. Además, la factoría parará los viernes de febrero para “reducir stock”, afirmaron en la publicación.

 El anuncio de bajas indemnizadas contrasta con las comunicaciones previas de la situación de la planta. Así, tal y como recogía la agencia EFE el pasado mes de abril, la adjudicación en exclusiva del Citroën C4 Cactus a la planta madrileña suponía el “relanzamiento de la fábrica de Villaverde”, que ha sufrido muchos vaivenes en cuestiones de empleo a lo largo de los años, “la consolidación de casi 2.000 empleos y la creación de otros 200”. Estas declaraciones se realizaron en el marco de una visita a las instalaciones del presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González.

 La factoría madrileña cerró el pasado ejercicio con un volumen de producción de cerca de 60.000 unidades, lo que representó un crecimiento superior al 7% de fabricación en el año. La previsión para este ejercicio es alcanzar las 80.000 unidades, con incremento de las exportaciones. En esta instalación se fabrican los modelos Citroën C4 Cactus y el Peugeot 207 CC, cuya producción se está reduciendo.