El barrio madrileno de marconi acoge a diario a 2.500 vecinos y 300 prostitutas

El portavoz del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Madrid, Jaime Lissavetzky, reclamó este jueves medidas específicas, “contundentes y con marcado carácter social” para erradicar los casos de explotación sexual que suceden en la Colonia Marconi, en Villaverde, y lograr que sus vecinos, con “un importante porcentaje de población infantil”, puedan normalizar su vida en el barrio.

Acompañado por los concejales Diego Cruz, Marcos Sanz, Carmen Sánchez Carazo, Marisa Ybarra y Gabriel Calles, Lissavetzky se reunió el miércoles con la asociación de vecinos de la zona y visitó la colonia, en la que viven unos 2.500 vecinos. Este jueves, una delegación de los vecinos visitó el Grupo Municipal Socialista para proseguir el diálogo y debatir sus propuestas de desarrollo económico en el barrio.

Lissavetzky señaló en una nota que la prostitución en la zona no es nueva, pues llegó hace unos diez años aunque “desde entonces no ha parado de crecer”. Según el conteo de la asociación, unas 300 mujeres acuden a la zona a diario.

El portavoz socialista indicó que algunas de estas mujeres son prostituidas en naves industriales del polígono donde se ubica la Colonia Marconi. Al parecer, se trata de “auténticos prostíbulos” reconvertidos “que carecen de las condiciones mínimas de salubridad”. Precisamente, los casos de explotación sexual están provocando el deterioro del polígono y la devaluación de los alquileres de las naves.

(SERVIMEDIA)

19-SEP-13