El menor herido en Villaverde había tenido problemas antes con sus agresores

El menor rumano de 14 años que resultó herido grave en la noche del pasado viernes en el distrito madrileño de Villaverde por su participación en una reyerta había tenido problemas anteriormente con sus agresores.

Según han informado fuentes de la investigación, varios testigos del suceso y el padrastro de la víctima creen que los tres detenidos por este suceso -entre ellos un menor de edad de nacionalidad ecuatoriana- podían conocer al joven con quien habían tenido problemas antes y que, como ellos, pertenecería a una banda latina.

Las fuentes han añadido que la agresión, según algunas declaraciones de testigos, está relacionada con un atropello que hace unas semanas sufrió el joven herido, que llevaba muletas como consecuencia de este siniestro de tráfico.

Los hechos ocurrieron el pasado viernes en torno a las 22.20 horas en las inmediaciones de unas canchas de baloncesto cuando un grupo numeroso de jóvenes, la mayoría dominicanos, se dirigieron al menor, de nacionalidad rumana, que estaba allí con unos amigos.
El joven tuvo que ser atendido por el Samur por las heridas cortantes de arma blanca que recibió en ambas piernas a la altura de las rodillas, con cortes muy profundos en las rótulas causados por un arma muy afilada, que afectaron al hueso y lo fracturaron.

Además, el chico presentaba otra herida de la misma característica en la muñeca izquierda, con afectación también de hueso y vasos sanguíneos.

Los dos detenidos mayores de edad, de 27 y 18 años y nacionalidades española y dominicana respectivamente, han prestado declaración ante la policía y lo harán este domingo ante el juez.

El menor detenido, de 14 años y nacionalidad ecuatoriana, se encuentra en la Fiscalía de Menores